LA MIRADA COTIDIANA DE GLORIA PEREDA RECALA EN EL OBSERVATORIO DEL ARTE.
Gloria Pereda
La artista cántabra muestra en Arnuero una serie de obras realizadas en base a lo cotidiano.

El silencio es lo que realmente inquieta a Gloria Pereda, cuya obra hace hincapié en reflejar nuestro entorno diario y habitual con multitud de referencias. Para ello Gloria nos presenta dos propuestas, una en el espacio que le ofrece el Observatorio del Arte donde juega con tácticas pictóricas tradicionales que entremezcla con técnicas y materiales innovadores, acompañado por un vídeo Papeles y palabras. La segunda propuesta se encuentra en el Molino de mareas de Santa Olaja, en pleno corazón de la Marisma Joyel. En este espacio expositivo tan especial y único el espectador se mueve por el interior de la instalación Entre coladores donde una lluvia de coladores de uso cotidiano cuelgan sobre las cristaleras situadas en el suelo del molino, en los que se pueden leer palabras que se escapan con la marea, el tiempo, todo ello acompañado por el vídeo On time.

En palabras de la comisaria cultural Elena Fernández la obra de Gloria Pereda por un lado busca referencias espaciales que encierren y ordenen las atmósferas y por otro busca en las referencias escritas que, a modo de pequeños libritos de uso, nos dan pistas a sus personajes, que somos cualquiera de nosotros, espectadores, para habitar sus pinturas. Crea elementos del espacio en el que habitamos, mesas, sillas, camas, perdiendo su forma y concepto originales, jugando con la idea de domesticar lo cotidiano, nuestro espacio diario, añadiendo palabras y frases que ayudan a condimentar su pintura.
El protagonista es el misterio de las estancias vacías, desprovistas de personajes pero habitadas por los objetos de la vida diaria, como si alguien estuviera a punto de llegar o se acabara de ir en ese preciso instante. Y, sí, el tiempo de la acción cuenta en estas historias, casi escenográficas, un escenario preparado para ser habitado y que se llena ahí donde el espectador de estas obras quiera llegar, donde su experiencia le permita, hasta ese lugar donde habitan los pensamientos y las palabras.
Detrás del título de esta exposición Domésticos existe el deseo de apropiarse de los objetos y los espacios, de domar su naturaleza salvaje y cautivar su alma. Sin embargo, a veces, el ansia de los propios objetos de conservar su libertad vence y algunos de ellos consiguen abandonar el lienzo, se escapan del control de la autora, que se ve traicionada por sus propias criaturas a las que ve que huir y cobrar vida por sí mismas.  Las formas se liberan de su ámbito anterior, los “recortables” conquistan otros espacios, más allá de los límites del bastidor y se apoderan de paredes, suelos y techos.”Sleeping life” o "Time to think", es el mensaje de uno de ellos; también tiempo para vivir, para sentir, para experimentar.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid ha realizado numerosos talleres de arte junto a artistas como Daniel Canogar, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Juan Navarro Baldeweg, en la Fundación Botín de Santander, y Juan Genovés entre otros muchos. Su obra ha estado expuesta en espacios como la Galería SEN de Madrid, la Universidad SEK en Segovia, la Galería Santiago Casar en Santander, el MAEM CINCO en Móstoles (Madrid), Galería Carmen Carrión en Santander además de recorrer países como Alemania, Italia y Eslovenia.