EL MUNDO CREATIVO DE MARINA NUÑEZ RECALA EN EL OBSERVATORIO DEL ARTE.
Marina Nuñez

Una de las creadoras españolas actuales con mayor proyección internacional acerca a Arnuero sus personales visiones artísticas.


El próximo sábado 28 de Junio a las ocho de la tarde el Observatorio del Arte en Arnuero, acompañados por la compañía de teatro Escena Miriñaque y su obra El gabinete de las curiosidades, inaugurará la exposición de una de las creadoras más controvertidas y significativas de nuestro panorama artístico actual. Hasta el próximo 30 de Julio el espectador podrá conocer y observar en el Observatorio del Arte y el Molino de mareas de Santa Olaja en Arnuero la realidad de Marina Núñez.

Un firme posicionamiento ideológico alrededor de la problemática de la mujer y su identidad en las sociedades contemporáneas, el valor de la comunicación y el compromiso social rodea el trabajo de Marina Núñez. Parte importante de su trabajo creativo se centra en la conjunción de cuerpo y mente, construyendo nuevos cuerpos híbridos y en pleno proceso de transformación, abandonando los estereotipos marcados tradicionalmente en nuestra cultura.

Sumida en el espacio de la ciencia ficción, tratado como realidad paralela, crea seres humanos cercanos a personajes literarios como sirenas, monstruos mutantes, híbridos, seres poshumanos de una nueva era, dentro de narrativas inverosímiles, en situaciones extrañas, contextos inciertos, entre luces y sombras.

En palabras de la propia Marina Núñez los temas principales de los que habla su obra se estructuran a partir de personas no canónicas consideradas aberrantes. Para ella, el término canon no debería existir, abogando por romper los estereotipos. Los temas de la locura, la identidad múltiple o la metamorfosis son habituales en sus creaciones, entorno a ambientes oníricos y surreales. La inmersión de Marina Núñez durante los últimos dos años en las técnicas de realización y edición de vídeo la han conducido directamente a la raíz de sus obsesiones.

La finalidad de la muestra es reunir una selección de piezas de la artista palentina con las que mostrar una amplia visión de su actual trabajo a través del vídeo y la instalación. Las piezas que se pueden contemplar en el Observatorio del Arte y el Molino de mareas de Santa Olaja en Arnuero resuenan aires de pesadilla a través de relatos imposibles, en ambientes insólitos. Plantea ambientes hostiles, con humanos mutantes pero que a pesar de ello no están adaptados a esos medios en los que se ven atrapados.

A través del vídeo Abismo que nos presenta, plantea un medio ambiente hostil como en muchas de sus obras, en este caso el fondo abisal, con seres humanos mutantes como sirenas con una belleza hipotética alterada, no tanto por la cola sino por los ojos de pez que les atribuye y que se aprecian en los primeros planos. Son seres no adaptados al medio, no consiguen respirar por sí mismos viéndose obligados a sacar el oxígeno necesario de una burbuja o bicho a la que les une una serie de cables metafóricos que asemejan al cordón umbilical. De esta forma se les observa atrapados, dependientes y asediados por un monstruo que les acecha nadando tranquilo. Pretende visibilizar las conflictivas relaciones del ser humano con la naturaleza, nos obliga a sumergirnos en su creación logrando no dejar indiferente al espectador.

Ocaso, el segundo vídeo que acoge la exposición en Arnuero, nos traslada a un cementerio situado en mitad de un océano turbulento. Marina encierra numerosos despojos humanos compuestos por venas, en infinidad de columnas de vidrio aludiendo a espacios directamente relacionados con la ciencia ficción donde se desarrolla la tragedia. El capitel de las columnas se sustituye por cabezas salpicadas por numerosos ojos como imagen onírica. Los ojos de Marina renuevan interrogantes cronometrando el tiempo actual, son los ojos del pavor. Es aquí donde resurge esa nueva identidad que ella misma denomina poshumana, originada por la muerte de lo humano.

El arte contemporáneo se puede definir como cambiante, mestizo, entremezclando los restos de los géneros ya clásicos con las nuevas tecnologías. Conjugando la pintura y el dibujo con la producción electrónica y la imagen digital, Marina es capaz de rescatar imágenes y procesos típicos de la cultura de masas que replantea situaciones extraordinarias. El compromiso político y moral destaca especialmente en la actividad artística de Marina Núñez, utilizando un lenguaje de gran potencia plástica donde repican la duda y la ironía alrededor de la figura de la mujer, omnipresente en su trabajo.

A pesar del aspecto estético y formal de las figuras creadas por Marina siempre presentan gran claridad, una belleza inquietante pero serena, desnudando la anatomía y el interior, posibilitando al espectador el ir más allá dirigiéndose a un mundo alternativo.

La oportunidad única del Ayuntamiento de Arnuero de acoger las últimas obras de esta artista internacional, ratifica su compromiso con los valores de la difusión de la cultura y el arte, el medio ambiente y la igualdad de géneros.